Document Type

Article

Publication Date

Spring 2001

Department 1

Latin American Studies; Spanish

Abstract

La narrativa de Diamela Eltit (1949) irrumpió en Chile, durante los años '80s, como una escritura experimental y crítica del orden cultural, social y político ligado entonces a la dictadura militar implantada en el país desde 1973. Sus textos proponían una reflexión en torno a experiencias de subordinación, vigilancia y cohabitación con los demás en espacios cotidianamente violentados por un orden hostil. A la vez, era una escritura asociada a una práctica cultural que escenificaba en el espacio urbano un proyecto de redención social tras el encuentro con el otro y la común reocupación de la ciudad desde sus márgenes y exclusiones. Dicho proyecto experimenta mutaciones en correspondencia con los sucesos que, desde comienzos de los años noventa, remiten a un escenario político que abre una transición política de la dictadura a la democracia, y cuyo rasgo predominante ha sido la incertidumbre y la sospecha. Ambos aspectos, incertidumbre y sospecha, se verán reforzados en las novelas de Eltit por una visión que configura la ciudad como un espacio cuya vigilancia y control ya no son adjudicables a un poder externo e institucionalmente visible, sino que a prácticas ejercidas por todos. Es esto, precisamente, lo que me propongo abordar en su novela Los vigilantes (1994), apuntando además a un desplazamiento, si no ruptura, del énfasis puesto previamente por la narrativa de Eltit.

Required Publisher's Statement

Original version is available from the publisher at: http://hss.unco.edu/confluencia/Past%20Issues/Spring/spring_2001.htm

Share

COinS